¿Cuál es la diferencia entre ósmosis y descalcificador?

La osmosis y la descalcificación son tratamientos que suelen aplicarse al agua para eliminar de la misma impurezas y hacerla más pura, limpia y sana. Sin embargo, estos procesos no son iguales. Y aunque muchas personas confunden la osmosis con la descalcificación, lo cierto es que se trata de sistemas que tienen aplicaciones distintas y objetivos también diferenciados. Por lo que conviene conocerlos de manera previa porque podemos equivocarnos con facilidad.

En Sertec Riego conocemos bien ambos sistemas de tratamiento, de ahí que contemos con piezas, complementos y equipamientos para llevarlos a cabo. Por ello, queremos que sepas bien qué es cada uno de ellos y para qué se usa.

Osmosis: Qué es y para qué se usa

La osmosis es el nombre de una técnica mediante la cual eliminamos la presencia de impurezas en el agua. Esto es importante, especialmente importante en las casas en las que viven personas mayores o bebés, ya que nos permiten mejorar la calidad del agua ahorrando en el consumo de agua embotellada, con todos los contratiempos que ello conlleva.

Para hacer este proceso, se suele contar con la ayuda de un aparato de osmosis. Este aparato depura el agua que pasa por el grifo en el que se encuentra, eliminando las sales e impurezas que contiene. Lo que permite obtener un agua pura para beber, mucho más limpia que la que llega a nuestras viviendas, además de ser baja en minerales –ideal para quienes necesitan agua con una mineralización baja como los más pequeños y los mayores.

Para poder disfrutar de esa agua este aparato tiene un grifo por el que nos la servimos.

Este aparato se suele colocar bajo el fregadero, ya que es por donde entra el agua que empleamos para consumo directo o para cocinar. Es decir, únicamente tratará el agua que entra por esta vía, no la del resto de la casa, que seguirá teniendo impurezas.

Descalcificación: Qué es y para qué se usa

La descalcificación es un sistema que nos permite eliminar la cal y otros minerales como el magnesio que tiene el agua. En muchas zonas de España esto es fundamental, ya que el agua que llega a nuestras viviendas suele tener un alto porcentaje de este mineral, lo que puede acabar afectando a nuestros órganos. Por ejemplo, afecciones en la piel como la aparición de pieles atópicas. Pero también ocasionan muchas averías en nuestros electrodomésticos, ya que esta sustancia se acumula en las tuberías y otros elementos fundamentales para su correcto funcionamiento. Esto es especialmente visible en lavadoras, lavavajillas, cafeteras o termos eléctricos.

Para eliminar la presencia de cal que llega a nuestra vivienda, lo mejor es instalar un descalcificador. Se trata de un aparato se coloca en la entrada general de agua que tengamos en la casa, lo que le permite que se pueda purificar toda el agua de toda la casa, tanto la que emplearemos en la ducha como la que sale del grifo de la cocina.

Sin embargo, debes tener muy claro un aspecto: este aparato elimina la cal, pero no la deja apta para beber.

Por tanto, si quieres obtener agua de calidad en tu vivienda, primero deberás localizar cuál es el uso que vas a hacer de ella y ver las particularidades de la misma para valorar un sistema u otro de tratamiento.

En Sertec Riego vas a poder encontrar todo lo que necesitas para llevar a cabo estas acciones sobre el agua. Y, si a pesar de todo lo que te hemos contado anteriormente, sigues teniendo dudas, ponte en contacto con nosotros y te las resolveremos encantados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *