Consejos para que tus plantas no se marchiten

Si no quieres que tus plantas se marchiten sigue estos consejos que te damos en Sertec para que no ocurra. Y es que cuanto más calor hace, más cuidado hay que tener a cada intervención que se realiza con ellas. Pues al igual que ocurre con las personas nos volvemos más vulnerables, las plantas se vuelven más vulnerables con el calor y requieren más cuidados. Especialmente, en lo tocante al agua.

 

Consejos para que tus plantas no se marchiten

Para evitar que nuestras plantas se marchiten durante los meses de calor lo mejor es seguir una serie de consejos. Una recopilación de rutinas y cuidados con los que ayudaremos a nuestras plantas a crecer de manera más adecuada, evitando que acaben por estropearse y/o marchitarse.

En Sertec, como expertos en el riego y cuidado de todo tipo de zonas verdes y plantas, hemos confeccionado una lista de recomendaciones con las que deseamos ayudarte a conseguirlo. Es la siguiente:

 

Consejo 1: Le mejor ubicación

Lo primero que debemos preguntarnos es si nuestras plantas se encuentran en el mejor sitio posible. Es decir, ¿es su ubicación la más adecuada para pasar el verano? Debemos evitar que esa zona alcance una temperatura excesiva o saber qué relación hay entre la variedad de planta que tenemos y el espacio que ocupa. Y es que ese espacio que en invierno ha sido el ideal no tiene porqué seguir siéndolo durante el verano.

Si es necesario que la cambies, haz la mudanza antes de que comience a dar síntomas de agotamiento. Pues tal vez si la llevas al extremo, la planta no sobrevivirá.

 

Consejo 2: Agua en su justa medida

Muchas personas piensan que echándole una gran cantidad de agua a sus plantas evitan que se marchiten. Pero la realidad es bien diferente. Y es que tan perjudicial es la ausencia de agua como una aportación excesiva.

Estudia cuánta cantidad de agua necesita cada variedad que tengas plantada y ajústate a esas recomendaciones teniendo en cuenta el tipo de tierra, el soporte, la zona en la que resides, etc.

Recuerda que no todas las horas del día son buenas para regar. Acércate a las primeras o a las últimas horas de la jornada para aprovechar la máximo esa agua. En este sentido, desde Sertec ya te hemos ofrecido algunas recomendaciones.

 

Consejo 3: No te olvides de abonar

Es importante que enriquezcas la tierra y el riego de tu planta empleando para ello diferentes tipos de abono. En el mercado vas a encontrar una gran variedad de ellos. Desde los orgánicos como el estiércol, hasta el compost u otras soluciones similares.

Recuerda que si tu planta tiene flores o frutos necesita una mayor aportación de nutrientes y el riego es el mejor momento para hacerlo.

 

Consejo 4: Cuidados extra

Todas las plantas requieren tu atención. Son seres vivos y como tales necesitan que se les retiren las hojas secas, se limpie la zona en la que se encuentran, etc.  Incluso hay productos que te ayudarán a conseguir que sus hojas brillen o a soluciones similares en el mercado. Recuerda que cualquier cosa que pueda ayudar a tu planta es bienvenida por ella. Todo es poco para que tu planta pueda lucir lo más bonita posible.

 

Así pues, si quieres que tus plantas luzcan su mejor versión, no lo dudes y aplica estas acciones. Y, si a pesar de ello, necesitas asesoramiento, algún producto específico o te ves en alguna encrucijada –por ejemplo tras ausentarte por vacaciones- no lo dudes y ponte en contacto con nosotros. En Sertec estaremos encantados de poder atenderte y ayudarte.

Sistemas de riego

Sistemas de riego

Para tener un jardín en condiciones óptimas, lo mejor es contar con sistemas de riego que nos permitan mantener la hidratación del suelo. En Sertec sabemos que para conseguir el jardín de nuestros sueños todo pasa por diseñar un buen sistema de riego y de ahí que pongamos al alcance de nuestros clientes cuanto necesitan al respecto.

Para que sepas qué tipos de riego son los más adecuados para tu jardín y cómo podemos ayudarte a conseguirlo, hemos redactado este artículo que esperamos encuentres interesante y útil.

 

Sistemas de riego

La llegada de la primavera favorece el desarrollo de las plantas que se encuentran en nuestro jardín, pero también conlleva un alza de las temperaturas que puede dificultar este crecimiento. Y es que para esta función extra el aporte de nutriente, pero sobre todo de agua, es fundamental. De ahí que contar con un sistema de riego adecuado siente las bases de un jardín bien cuidado.

Sin embargo, este objetivo requiere un diseño previo, que se adapte a la zona en la que vivimos, y que aporte el agua de la manera adecuada que cada especie necesita. Por eso, en Sertec te recomendamos que consultes con un especialista antes de diseñar tu propio jardín. Y que, además, adquieras productos de calidad para su confección. Pues es necesario que: no se atasquen con la arena o tierra; que regulen de la manera adecuada el caudal del agua requerido; pero, sobre todo, que resistan las inclemencias meteorológicas cuando permanezcan en el exterior.

 

Principales sistemas de riego

Los principales sistemas de riego empleados en los jardines son los siguientes: goteo y aspersión.

El sistema de riego por goteo es una instalación que permite distribuir el agua de manera automática en un jardín. Para ello emplea unas canalizaciones que son unas tuberías de plástico (normalmente flexibles) que llegan hasta cada una de las plantas. Una vez junto a ellas, las tuberías cuentan con una apertura que facilita la salida del agua en ese punto. Es lo que se llama gotero, pues hace que el agua caiga gota a gota desde la tubería hacia la base de la planta.

Por su parte, el sistema de riego por aspersión es aquel que distribuye el agua como si de una lluvia fina y constante se tratara. Para ello, este sistema emplea un sistema de mangueras y unos aspersores (fijos o rotatorios) que facilitan la distribución del agua en las superficies que requieren agua.

Por supuesto, siempre podemos recurrir a la manguera aunque de esta manera estaremos desperdiciando mucha agua y haciendo un sobre esfuerzo.

 

Sistemas de riego en Sertec

Para que puedas llevar a cabo tu proyecto de riego por goteo, en Sertec Riego contamos con todo lo que necesitas. Desde las tuberías hasta los codos, enlaces, bombas de agua o goteros de todos los tamaños y prestaciones; pero también productos más sofisticados que harán que tu sistema de riego sea la respuesta ideal para las necesidades de tu jardín. En este sentido, ponemos a tu alcance productos como los siguientes, entre otros muchos:

  • Emisores de impulsos. Se colocan en el interior del contador y sirve para leer el caudal del agua.
  • Electroválvulas.
  • Contadores de chorro.
  • Filtros.
  • Manguitos.
  • Manómetros.
  • Pasamuros.
  • Programadores.

Para los sistemas de riego por aspersión también contamos con una gran variedad de productos. Desde aspersores de todos los tamaños, capacidades y sistemas de movimiento; hasta conexiones, derivaciones, electroválvulas, empalmes y grifos. Y esto por mencionar sólo algunos de los elementos que te facilitarán su instalación y puesta en marcha.

Así pues, si quieres realizar un correcto sistema de riego en tu jardín, no lo dudes y adquiere lo que necesitas en Sertec Riego. Estaremos encantados de ayudarte y de resolver cualquier duda que tengas al respecto.

Prepara tu piscina para este verano

Prepara tu piscina para este verano

Prepara tu piscina para este verano con los productos que en Sertec ponemos a tu alcance. Y es que con la llegada del buen tiempo, lo mejor es ponerse manos a la obra y acondicionar nuestras piscinas para poder disfrutarlas lo antes posible.

Para que sepas cómo hacerlo y emplees los productos adecuados, hemos redactado este artículo que esperamos encuentres más que útil.

Prepara tu piscina para este verano

En Sertec te ayudamos a preparar tu piscina para este verano con nuestros productos. Herramientas y sustancias que no sólo te van a ayudar a ponerla a punto tras el descanso por el invierno; sino que además te ayudarán a mantenerla limpia durante todo el tiempo que desees.

Eso sí, lo primero que debes tener en cuenta es que hay que acondicionar la piscina antes de que se venga al calor. Y es que tanto si es prefabricada como si es de obra, limpiar la piscina en esas condiciones no sólo es contraproducente; también puede ser peligroso.

Limpieza de la piscina tras el invierno

Una de las primeras intervenciones que debemos hacer en nuestra piscina, para prepararla para el buen tiempo, es limpiar el fondo. Para ello, nada mejor que ayudarse de un limpiafondos manual.

En Sertec contamos con varios modelos de limpiafondos. Uno de ellos es el limpiafondos aluminio BlueLine T255M. Un modelo adecuado para la limpieza y aspirado de todo el fondo de la piscina. Un conjunto equipado con una conexión a manguera de aspiración de 38 milímetros de diámetro, que está disponible con un sistema de fijación a mango mediante clip o palomillas.

Otro modelo de limpiafondos es el de forma triangular shark. Un equipo de funcionamiento manual especialmente indicado para las piscinas, fabricado en ABS, que cuenta con una conexión a manguera que puede encontrarse en dos diámetros diferentes (de 32 y 38 milímetros).

Se trata de un limpiafondos que ofrece la posibilidad de llegar a todos los rincones de la piscina con facilidad, aumentando la eficiencia del mantenimiento de la piscina.

Es importante que, durante el uso del limpiafondos dejes la llave del filtro depurador en posición de “recirculación”.

Si prefieres hacer este trabajo de manera más cómoda, nada mejor que optar por un robot limpiafondos. En Sertec tenemos varios modelos (Tornax Pro y Vortex RV) para que escojas el que mejor se adapte a tu piscina. Lo mejor de ellos es que ofrecen una perfecta cobertura de la superficie a limpiar gracias a sus cepillos rotativos que capturan todos los residuos, realizando de esta manera una limpieza en profundidad.

Sustancias para tu piscina

Si tu piscina presenta alguna fisura por la que se filtre el agua, te recomendamos el uso de un sellador de fisuras de gran calidad (nosotros ponemos a tu alcance el SN Pool Sealler). La misma operación de acondicionamiento se debe realizar en caso de que haya piezas de la instalación de tu piscina que no se encuentren en perfectas condiciones.

Si, por el contrario, no las tiene: lo mejor es que te pongas manos a la obra para acondicionarla y que sea apta para el baño.

En este sentido, en nuestra tienda vas a poder encontrar todo tipo de soluciones en este sentido. Desde cloro granulado o en pastillas; hasta antialgas no espumante.

Recuerda que es importante que adquieras los productos para tu piscina en espacios especializados. Y es que es importante que se hayan creado de manera adecuada y con los principios adecuados para no dañar a tu piel u ojos. De lo contrario, podrías encontrarte con un problema de salud grave. Incluso que a pesar de incorporarlos al mantenimiento de tu piscina a diario, no cumplan el objetivo marcado. Lo que conllevará la aparición de algas y suciedad. Para evitarlo, nada mejor que acudir a especialistas como los que hacemos Sertec donde incluso te podremos asesorar sobre diferentes marcas o sobre problemas que puedan aparecer en tu piscina.

Tipos de riego

Tipos de riego

En Sertec sabemos que hay muchos tipos de riego y que conocerlos adecuadamente nos ayuda a sacarle el máximo partidos a nuestras plantas. Pudiendo, con ello, propiciar su crecimiento adecuado en cada etapa del año.

Por ello, consideramos muy importante asesorarte en este sentido. De ahí que, ahora que ha llegado la primavera a toda España y que ya comenzamos a sentir la cercanía del verano, consideramos de vital importancia.

 

Tipos de riego

Hay muchos tipos de riego y, a lo largo de la historia, se ha hecho uso de uno u otro atendiendo el lugar en el que nos encontrábamos. Pero, sobretodo, teniendo en cuenta qué conocimientos teníamos de la composición del subsuelo o de las distintas especies.

Para que las conozcas todas y cuándo debes usar cada una de ellas, desde Sertec Riego hemos escrito este artículo que esperamos te resulte de gran ayuda.

Qué tipos de riego hay

Los sistemas de riego tradicionales como el surco o el riego por inundación han ido dando paso a la aspersión -que deja caer el agua sobre los cultivos en una suerte de lluvia-, y al goteo -la tecnología más eficiente, puesto que implica aplicar la dosis justa directamente a las raíces de las plantas-. Descubre más sobre los tipos de riego:

  1. El riego por aspersión. Es aquel que se realiza a través de aspersores que se encuentran repartidos por toda la zona que se quiere regar. Funciona con agua a presión, produce gotas de tamaños diferentes para poder controlar con ello la cantidad suministrada. Suele imitar al agua que cae con la lluvia. Se suele usar en los cultivos de cereales, remolacha, papa, maíz, trigo, algodón, girasol, arroz y hortalizas.
  2. Riego de precisión. Es un tipo de riego en el que se aporta agua a medida que la planta lo necesita. Es decir, se adapta a las condiciones cambiantes de la meteorología. Se trata, pues, inteligente. El aporte de agua lo hace directamente a las raíces de la planta, por lo que se aprovecha al cien por cien.
  3. Sistema de riego por goteo. Es un tipo de riego en el que se dejan caer gotas de forma continuada en los cultivos. Lo hacen en lugares estratégicos, mediante sistemas de tuberías y perforaciones mínimas que se denominan goteros,  a baja presión y de manera constante. Son los preferidos de las zonas áridas y optimiza el uso del agua y los abonos. En Sertec tenemos todo lo que necesitas para este tipo de instalaciones.
  4. Riego por microaspersión. Es un riego parecido al anterior pero que necesita un menor caudal de agua. Este sistema es muy utilizado donde se han plantado variedades que no requieren un riego de intensidad, pero sí un aporte de agua puntual. Se suele emplear en los cultivos de: lechuga, la col, espinacas, fruticultura, flores, viveros e invernaderos.
  5. Riego por inundación. En este caso se trata de distribuir el agua de manera superficial, en todo el terreno. Esto se hace inundando toda la zona de cultivo de forma total o parcial según queramos. En él se emplea la cantidad de agua necesaria para el correcto crecimiento de las especies que se encuentran en la zona. Es el método que consume más agua de cuantos hemos expuesto en este artículo. Y el que se desarrolla en cultivos como el arroz o la alfalfa. Algunas variedades de plantas de jardín requieren este sistema también. También contamos con materiales para realizar este tipo de riego.

 

Sertec Riego

Independientemente del tipo de riego que desees realizar, recuerda que para llevarlo a cabo o diseñarlo adecuadamente, en Sertec Riego estamos a tu disposición. Tenemos todo lo que necesitas para realizarlos o podemos ayudarte a materializarlo si prefieres ponerte en manos de profesionales.

¿Qué plantar en abril?

¿Qué plantar en abril?

Si quieres saber qué puedes plantar en abril, estás en el lugar indicado. Y es que en Sertec Riego somos especialistas en todo tipo de mantenimiento de jardines y podemos aconsejarte al respecto.

Eso sí, antes de ponerte manos a la obra deberás observar qué tipo de tierra tiene el suelo en el que vas a plantar; tener en cuenta la cantidad de lluvia o de sol que va a recibir cada planta y sus necesidades en ambos sentidos.

En cualquier caso, te ofrecemos una lista de consejos que esperamos te ayuden a llevar a buen puerto las siembras del mes de abril.

 

¿Qué plantar en abril?

Si quieres aprovechar el mes de abril para plantar, haces bien. Y es que la llegada de la primavera, la subida de las temperaturas y la presencia de las lluvias de manera constante, hacen que este mes sea ideal para plantar.

Pero, claro, no todas las plantas reciben bien este tiempo; y hay que tener en cuenta varios factores para que nuestro proyecto de jardín o terraza llegue a buen puerto. Por ello, desde Sertec Riego consideramos útil facilitarte los siguientes consejos. Una serie de recomendaciones que esperamos encuentres especialmente útiles.

 

Consejo 1: Cuidado con las siembras

Si vas a plantar empleando semillas, debes proteger los plantones especialmente por la noche. Y es que los cambios bruscos de temperatura que pueden producirse, y las consiguientes oscilaciones en el termómetro, pueden hacer que las semillas no lleguen a cuajar. O incluso que las plantas jóvenes se acaben perdiendo.

En este sentido, lo mejor es que primero plantes las semillas en semilleros y las guardes en el interior de tu vivienda o en una zona protegida. Sólo cuando tengan cierto tamaño o la temperatura se haya estabilizado en el exterior, podrás sembrarlas en tierra.

Claro que no todas las plantas permiten este gesto, pues muchas de ellas se siembran directamente en la tierra.

Consejo 2: Plantas que se siembran directamente en la tierra

Se trata de plantas que, a pesar de brotar de manera directa a partir de una semilla, no necesitan grandes cuidado y soportan bien los cambios de temperatura en el exterior.

De ahí que podamos afirmar, sin miedo a equivocarnos, que el mes de abril es ideal –para siembra directa en tierra- las siguientes variedades de plantas: plantas de siembra directa son aquellas cuyas semillas pueden esparcirse por el suelo sin necesidad de realizar trabajos previos en la tierra en la mayoría de los casos. Las plantas de siembra directa que puedes poner en tu huerto en el mes de abril son: acelga, ajo, espinaca, pepino, perejil, rábano, remolacha, recula, sandía y zanahoria.

 

Consejo 3: Plantas de siembra en semillero

Si quieres emplear el método de semillero, debes saber que las plantas que mejor van a seguir este proceso de crecimiento son las siguientes durante el mes de abril: berenjena, apio, calabacín, fresa, espárrago, escarola, tomate, puerro y pimiento, aunque son muchas más.

 

Consejo 4: Flores del mes de abril

Si eres amante de las flores, no dejes pasar la ocasión y ponte manos a la obra durante el mes de abril. Y es que hay muchas flores que crecen estupendamente durante este tiempo, y te ayudarán a llenar de colores tus zonas verdes.

Las más recomendadas para este momento del año son las siguientes variedades de flores: pasiflora, madreselva, jazmín, clematis, begoñas, vinca o la alegría.

 

Consejo 5: Estudia el terreno antes de plantar

Antes de realizar cualquier intervención o incluso de comprar semillas, estudia el terreno que tienes en tu jardín. Su PH y composición determinarán lo que se puede y lo que no se puede plantar.

Además, todas las zonas de tu vivienda no se exponen de la misma manera al sol o al viento; y esto es determinante para algunas plantas. Cuida este punto antes de tomar una decisión en este sentido.

También haz una valoración sabiendo la cantidad de agua y riego que requieren las plantas y la que recibirán de manera natural.

 

Sertec Riego

Recuerda que, si a pesar de todo esto, sigues teniendo dudas, lo mejor es que consultes con un profesional de la jardinería. Por ello, te recordamos que en Sertec Riego estamos a tu completa disposición. No sólo para facilitarte las herramientas y los productos que tu jardín o macetas requieran; sino también para ayudarte a definir tu jardín siempre que lo necesites. Y es que somos especialistas en todo lo que guarda relación con tus plantas y zonas verdes.

Claves para el riego de tus plantas en primavera

Claves para el riego de tus plantas en primavera

Cada estación tiene sus claves para el riego de tus plantas, por eso en Sertec queremos ayudarte a que respondas adecuadamente a las necesidades de riego que surgen en primavera con una serie de consejos. Y es que aunque esta estación del año se suele relacionar con el resurgir de la flora, la forma en la que se hace y cómo se realiza, dependen de cada zona y del comportamiento de la climatología. Y, como ya te hemos contado, hay que preparar el jardín para cuidarlo en esta nueva estación.

 

Claves para el riego de tus plantas en primavera

La primavera se caracteriza por una subida de las temperaturas. Un incremento que no suele ser extremo, pero que seca la tierra más de lo que podríamos imaginar en un primer momento. Por eso es importante que durante esta estación del año, vayas observando la tierra de tus macetas o jardín y compruebes su grado de humedad. Para ello basta con el introduzcas un palo de manera en la maceta o alrededor de la maceta y compruebes lo húmedo o lo seco que sale. Así tendrás evidencias de qué necesidad de agua tiene la tierra.

Como las plantas se encuentran en plena floración o tienen ya nuevas hojas y tallos, requieren un aporte mayor de agua para hacerlo de la manera adecuada.

Aunque es frecuente que llueva, es importante que observes también si esta agua le llega de la manera adecuada; pero, también si su sistema de drenaje es adecuado. Pues debes evitar que el agua se encharque y acabe por pudrir las raíces, tallos, o nuevos brotes.

 

Elementos a tener en cuenta en al riego de primavera

Para regar de la manera adecuada en primavera debes seguir los siguientes consejos:

  1. Riega por la tarde, especialmente si vives en una zona en la que el sol todavía no es muy fuerte. O al menos adquiere esta costumbre durante los meses en los que no se alcancen altas temperaturas. De esta manera, las plantas tendrán más tiempo para beneficiarse del agua y aprovecharla antes de que pueda evaporarse. Eso sí, cuando vayas a cambiarle de hora por la llegada del calor, hazlo progresivamente para evitarles estrés.
  2. Si en tu jardín cuentas con plantas semiacuáticas o carnívoras, recuerda que la mejor manera de aportarles humedad es poniéndoles un plato debajo de la maceta. Así, te asegurarás humedad constante. Adquiere este hábito si te vas a ausentar unos días de tu casa. Pues así se mantendrán húmedas mientras no las riegas.
  3. Si usas una regadera o una manguera para tus riegos, recuerda que debes dirigir el agua hacia la tierra, no hacia el tallo. Es la manera de evitar dañarla y llegar hasta las raíces, que es por donde deben alimentarse.
  4. Si tus plantas tienen muchas raíces y sobresalen de las macetas, cámbialas de recipiente y recuerda que debes hacer un aporte extra de agua. De esta manera seguirán desarrollándose con alegría y vigor.
  5. Intenta que el agua que les das llegue a lo más profundo de la maceta para que ésta hidrate adecuadamente tus plantas. De lo contario perderán vigor y verás cómo no crecen todo lo que debieran. O, al menos, no con las fuerza, el color y la energía que esperas de ellas.
  6. Recuerda que cada tipo de planta requiere una cantidad de agua, así que antes que nada intenta identificarlas bien y saber más sobre sus necesidades específicas.
  7. Ten en cuenta la orientación. Si reciben mucho sol o no; si se exponen al viento o no; etc. Así sabrás cómo de rápido se secan.

 

Así pues, debes prestar atención al riego durante la primavera. Y prestar atención al estado en que se encuentra el suelo, si es que quieres sacar el máximo partido a tus plantes y que luzcan bonitas hasta el próximo otoño. Y si tienes dudas, ponte en contacto con nosotros. Te ayudaremos encantados.

 

Empieza a preparar tu jardín para esta primavera

Empieza a preparar tu jardín para esta primavera

Empieza a preparar tu jardín para esta primavera y así la llegada del calor no te pillará de imprevisto. Recuerda que es fundamental ayudar a tus plantas en los cambios de estación para que puedan desarrollarse de la manera adecuada y no desarrollen enfermedades o problemas.

En Sertec Riego sabemos lo importante que es hacer estas labores de mantenimiento. Por eso, en esta ocasión, hemos querido dedicar unos minutos a explicarte cómo debes comenzar la preparación de tu jardín de cara a la llegada de la primavera.

 

Empieza a preparar tu jardín para esta primavera

La primavera supone el comienzo de un importante ciclo en la vida de las plantas. Por ello, es importante que estudies las necesidades de cada una de ellas. Y, sobre todo, que tengas en cuenta la cantidad de agua que necesitas, su exposición al sol, la luz que reciben, la composición de la tierra en la que se encuentran, etc.

Para que no se te escape nada, en Sertec Riegos hemos elaborado una lista con los consejos más importantes que debes tener en cuenta si quieres preparar tu jardín para esta primavera. Y recuerda que no debes tardar mucho en hacerlo, pues su arranque está a la vuelta de la esquina.

Consejo 1: Control de la luz y aporte de agua

Lo primero que debes tener en cuenta es qué zonas componen tu jardín y cuál es la relación que tienen con la luz solar. De esta manera deberás organizar los aportes hídricos de cada una de ellas, no sólo atendiendo a la temperatura total que se alcance en tu zona; sino también la cantidad de horas que se exponen a ella.

Aquellas zonas que se expongan a más luz serán las que necesiten más agua. Especialmente si reciben el impacto del Sol en las horas centrales del día. Cuida también que no haya zonas encharcadas y que haya un buen sistema de drenaje.

Recuerda que los aportes de agua a tus plantas, una vez que ha llegado la primavera, deben realizarse a primera hora de la mañana o ya por la tarde. De otra manera estarían provocando que el agua se evaporase antes de llegar a las raíces.

 

Consejo 2: Elimina las malas hierbas

Recuerda quitar las malas hierbas siempre que puedas. Roban nutrientes y agua del resto de las plantas y se benefician de todo tu esfuerzo. Eso sí, recuerda que muchas de ellas son urticantes y debes arrancarlas con ayuda de guantes para evitar que te provoquen problemas de alergia o picores. Arráncalas de raíz porque de lo contario no acabarías con el problema.

Consejo 3: Adquiere las semillas o los plantones deseados

Si estás pensando en adquirir nuevas especies, ve haciéndote con las semillas y prepara macetas para que vayan germinando antes de que llegue el calor intenso. También es importante que cuentes con las herramientas precisas para manipularlas o plantarlas. En caso de que no tengas paciencia, siempre puedes comprarlas ya desarrolladas en cualquier vivero.

 

Consejo 4: Podar a tiempo

Marzo es el mes indicado para podar a especias tan típicas de nuestros jardines como los rosales. Aprovecha y haz una limpieza de sus ramas o incluso escoge brotes para nuevos ejemplares.

En cualquier caso, recuerda que para hacer esta labor hay que evitar que hiele por la noche. De lo contrario, podrías exponer gravemente la salud de tu planta. Y podría morir.

Recuerda que en Sertec Riego contamos con una amplia variedad de herramientas y elementos que te ayudarán a realizar esta labor.

Consejo 5: Aliados para mantener la humedad

Si tus plantas son semiacuáticas, carnívoras o necesitan mucha humedad, lo mejor es que coloques un plato en la parte baja de la maceta. Llena el plato de agua y que la planta vaya tomando lo que necesita en cada momento y desde las raíces. De esta manera le estarás previendo la humedad que necesita en cada momento.

 

Con estos consejos conseguirás comenzar a preparar a tus plantas para la primavera. Y podrán desarrollarse de la manera adecuada en cada momento.

Beneficios de la ósmosis inversa en el medio ambiente

Beneficios de la ósmosis inversa en el medio ambiente

Son múltiples los beneficios que el procedimiento de ósmosis inversa genera en el medio ambiente. En Sertec lo sabemos y por ello animamos a nuestros clientes a su uso siempre que sea posible. Y es que estamos convencidos de que es una excelente opción para obtener agua de calidad y pureza sin igual. De ahí que actualmente sea uno de los procesos más empleados para obtenerla en muchos de los hogares de todo el mundo.

 

Beneficios de la ósmosis inversa en el medio ambiente

Denominamos ósmosis inversa a un tratamiento de las agua que la limpia y mejora. En él se desarrolla un proceso por el cual una sustancia solvente pasa, a través de membranas semipermeables, de una solución diluida a una concentrada. Su objetivo es conseguir igualar la diferencia de concentraciones a ambos lados de la membrana para que el resultado sea un agua limpia de impurezas.

Su funcionamiento no es complejo. En este sentido hay que explicar antes lo que es la osmosis. Un movimiento en el que el fluido donde hay menos sustancias concentradas, pasa hasta el que tiene una mayor cantidad de sólidos disueltos hasta que se llega a un equilibrio entre las dos soluciones. A este fenómeno lo conocemos como presión osmótica. Pues bien, la ósmosis inversa sería la realización de este movimiento en el sentido contrario.

 

Objetivos de la ósmosis inversa

Cuando empleamos un sistema de ósmosis inversa conseguimos lo siguiente:

  • Mejorar el agua de las cañerías. Tanto en su sabor como en su aspecto.
  • Eliminar la contaminación propia del agua sin tratar. De hecho, hay estudios que aseguran que el empleo de este tipo de tratamientos retiene hasta el 99% de los contaminantes del agua (tanto los que están disueltos como los no disueltos). Este agua también sirve para regar, aportando muchos beneficios.
  • Se trata de un sistema que es completamente respetuoso con el medio ambiente.
  • El empleo de este sistema de limpieza de las impurezas nos permite alargar la vida útil de la maquinaria y de las tuberías.

Cómo realizar ósmosis inversa

Para realizar este procedimiento es necesario contar con un sistema que nos ayude a realizar esta limpieza del agua.

Su método de trabajo se compone de los siguientes pasos:

  1. Captación del agua tal y como llega a nuestra vivienda. Es lo que se conoce como el agua bruta. Suele requerir un sistema de bombeo que impulse el agua hasta la planta en la que se llevará a cabo el tratamiento de agua potable.
  2. Se realiza el pretratamiento. En él se agregan una serie de sustancias que facilitan la limpieza del agua.
  3. Realización del proceso de separación: ósmosis inversa.
  4. Postratamiento. En esta fase, el agua se envía a un depósito donde se trata de forma diferente según el uso al que vaya destinada.
  5. Controles de calidad. El procedimiento de ósmosis inversa finaliza con un sistema de control de la actividad que se está realizando. Además, es recomendable realizar controles rutinarios y el mantenimiento adecuado de todo el sistema, especialmente de los filtros.

Las principales ventajas de este sistema de ósmosis son las siguientes:

  • Son de un tamaño reducido.
  • Se instalan de manera sencilla.
  • No son caros, por lo que son accesibles para la mayoría de la población.
  • Tienen un bajo consumo de energía.

Gracias al tratamiento de ósmosis inversa se consigue mejorar el sabor y evitar malos olores.

Así pues, si quieres disfrutar de un agua de calidad no lo dudes y hazte con un sistema de ósmosis inversa. En Sertec Riego podemos ayudarte a conseguirlo y orientarte sobre cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades.

Cuidados del lirio

Cuidados del lirio

El lirio es una planta que requiere unos cuidados específicos. De ahí que sea necesario conocer sus particularidades y necesidades antes de adquirir ejemplares del mismo. Además, es una variedad que presenta 110 variantes en el hemisferio norte del planeta, por lo que conviene prestar atención a qué tipo de lirio es el que vamos a cultivar en nuestra casa para responder adecuadamente a sus necesidades.

 

Cuidados del lirio

El lirio es una de las plantas más populares que existen en nuestro país. Por su simplicidad y forma, son flores muy elegantes que muchas personas colocan en sus centros de mesa cuando llega una fecha señalada. O bien por el simple hecho de disfrutar de una pieza de gran belleza en su vivienda.

Sin embargo, podemos disfrutar de lirios durante mucho más tiempo si los cultivamos en maceta. Un espacio que debes preparar y cuidar adecuadamente para que puedan desarrollarse de la mejor manera posible. Y es que aunque los lirios son plantas muy sencillas de cultivar, hay que prestar atención a varios aspectos en este sentido. Para que los conozcas en Sertec Riego hemos redactado este artículo que esperamos encuentres interesante.

Necesidades lumínicas del lirio

La época adecuada para plantar lirios es el mes de febrero. Aunque en algunas zonas se puede hacer durante el mes de enero, si no hace mucho frío.

En cualquier caso, nada más plantarlos debes protegerlos de las heladas para que sus bulbos no resulten dañados. De lo contrario, no podrán desarrollarse correctamente.

Eso sí, debes tener cuidado al escoger el lugar en el que colocar tus lirios. Este espacio debe ser un lugar muy luminoso, donde no reciba la luz directa del sol. La temperatura ideal en la que los lirios se desarrollan bien está comprendida entre los 10 y los 21 grados.

El tamaño natural de un lirio no suele exceder de los 50 centímetros de altura, aunque hay ejemplares que pueden llegar a superar los 80 centímetros. En cualquier caso, se puede afirmar sin equivocarnos que todas las flores que dan los lirios son de gran tamaño, aromáticas y de gran belleza.

 

Lirio: agua la justa

Uno de los cuidados más escrupulosos que requieren los lirios está relacionado con el agua. Hay que tener en cuenta que los lirios solo pueden regarse cuando notemos que la tierra está seca y, por supuesto, hacerlo siempre sin encharcar la planta.

Por tanto, es importante que el lirio cuente con un buen sistema de drenaje en su maceta o arriate. Hay que evitar que el bulbo tenga exceso de agua y humedad pues, de lo contrario, acabaría por pudrirse.

Recuerda que durante la floración, las plantas suelen necesitar más aporte hídrico, por lo que debes estar más pendiente del estado en que se encuentra la tierra, porque se secará mucho más.

 

Otros cuidados: abono y poda

Los lirios son plantas de floración y, como tales, el uso del abono es fundamental en su crecimiento. Debemos aportarlo de manera regular y, siempre que sea posible, emplear un abono rico en potasio, que es el que mejor lo nutre para que la planta no sufra escasez por la floración. En el momento de plantar la mata o bulbo debes aportar fertilizante orgánico para que le ayude a hacerse al nuevo entorno.

Finalmente, hay que destacar que los lirios no necesitan ser podados. Eso sí, una vez que la planta termine la floración es conveniente recortar los tallos. Incluso rebajarla para que se fortalezca. De la misma manera, también se pueden podar las flores que ya estén marchitas para evitar que sigan requiriendo esfuerzo de la planta.

 

Recuerda que en Sertec Riego tenemos todo lo que necesitas para hacer los cuidados correctos de tus lirios. Y siempre al mejor precio.

Xerojardinería

Xerojardinería

La xerojardinería está de moda. Sobre todo en las grandes ciudades y en aquellos lugares en los que hay conciencia de ahorro en lo que a recursos hídricos se refiere. Por ello, cada vez son más las personas que se animan a crear un jardín de este tipo en sus terrazas. Para que tú puedas diseñar el tuyo y llevarlo a buen puerto, en Sertec Riego hemos redactado este artículo. Esperamos que te animes a crear tu propio proyecto de xerojardinería en tu hogar.

 

Xerojardinería

Se denomina xerojardinería a un tipo de cultivo en el que se emplea poca agua y donde las especies que crecen son capaces de desarrollarse en condiciones extremas en lo que a clima y terreno se refiere.

El origen de este tipo de cultivo se localiza en los años setenta del siglo XX en los Estados Unidos, donde por aquel entonces atravesaban un periodo de sequías agudas. Unas condiciones que hicieron que tuvieran que idear maneras en las que poder seguir cultivando haciendo un uso racional de todos los recursos hídricos que tenían a su alcance. Momento en el que nació la xerojardinería o cultivo de plantas en seco, aunque realmente hace referencia a cultivar plantas empleando poco agua.

 

Especies de plantas para xerojardinería

Aunque muchas personas piensan que en los proyectos de xerojardinería sólo se cultivan plantas suculentas, la verdad es que la variedad de plantas que podemos incluir en nuestro jardín son muchas más. De hecho, vamos a encontrar desde árboles y arbustos hasta plantas trepadoras pasando por plantas tapizantes, coníferas y crasas.

Para que te hagas una idea de la gran variedad de plantas que pueden crecer en este tipo de jardines, hemos realizado la siguiente lista en lo que a árboles se refiere:

Pero también es posible encontrar otras tantas variedades de plantas trepadoras. Algunas tan populares como: la Jara, el Coprosma, el Cotoneaster, el Hibisco, el Espino, la Lantana, el Mirto, el Saúco, la Nandina, la Adelfa, el Lentisco, el Plumbago, la Retama, o el Pitosporo.

 

Consejos para desarrollar xerojardinería

En Sertec queremos ayudarte a que desarrolles un proyecto de xerojardinería. Por eso, hemos realizado una lista de consejos para desarrollar este tipo de proyectos. Son los siguientes:

  1. Diseña tu proyecto. Debes planificar tu proyecto antes de comenzar a darle forma, Se trata de conseguir la máxima sostenibilidad, reduciendo el consumo de agua y manteniendo la función estética, que tiene un jardín.
  2. En tu diseño ten en cuenta, además, la cantidad de agua disponible y el tipo de terreno.
  3. De entre todas las plantas posibles lo mejor es que escojas las variedades locales, las que son autóctonas.
  4. Para el riego de este tipo de jardín emplea el goteo, es la manera de sacar el máximo rendimiento al agua. En Sertec Riego contamos con una gran variedad de productos para que realices tu sistema sin problemas. También es útil la microaspersión.
  5. Utiliza productos acolchados que te permitan proteger a tus plantas de la humedad. Es importante también que delimites las zonas del jardín con cantos rodados. E incluso crear rocallas para dar cobijo a la pequeña fauna que vaya a refugiarse en tu jardín. De esta manera estarás creando un espacio vivo.
  6. Emplea insecticidas y abonos ecológicos para alimentar a tus plantas.

 

Con todo lo que te hemos contado, en Sertec esperamos que pongas en marcha tu proyecto de xerojardinería. Y que recuerdes que todo lo que necesites puedes encontrarlo, al mejor precio y con total garantía, en nuestra tienda. ¡Ven a conocernos y no te arrepentirás!