Consejos para que tus plantas no se marchiten

Si no quieres que tus plantas se marchiten sigue estos consejos que te damos en Sertec para que no ocurra. Y es que cuanto más calor hace, más cuidado hay que tener a cada intervención que se realiza con ellas. Pues al igual que ocurre con las personas nos volvemos más vulnerables, las plantas se vuelven más vulnerables con el calor y requieren más cuidados. Especialmente, en lo tocante al agua.

 

Consejos para que tus plantas no se marchiten

Para evitar que nuestras plantas se marchiten durante los meses de calor lo mejor es seguir una serie de consejos. Una recopilación de rutinas y cuidados con los que ayudaremos a nuestras plantas a crecer de manera más adecuada, evitando que acaben por estropearse y/o marchitarse.

En Sertec, como expertos en el riego y cuidado de todo tipo de zonas verdes y plantas, hemos confeccionado una lista de recomendaciones con las que deseamos ayudarte a conseguirlo. Es la siguiente:

 

Consejo 1: Le mejor ubicación

Lo primero que debemos preguntarnos es si nuestras plantas se encuentran en el mejor sitio posible. Es decir, ¿es su ubicación la más adecuada para pasar el verano? Debemos evitar que esa zona alcance una temperatura excesiva o saber qué relación hay entre la variedad de planta que tenemos y el espacio que ocupa. Y es que ese espacio que en invierno ha sido el ideal no tiene porqué seguir siéndolo durante el verano.

Si es necesario que la cambies, haz la mudanza antes de que comience a dar síntomas de agotamiento. Pues tal vez si la llevas al extremo, la planta no sobrevivirá.

 

Consejo 2: Agua en su justa medida

Muchas personas piensan que echándole una gran cantidad de agua a sus plantas evitan que se marchiten. Pero la realidad es bien diferente. Y es que tan perjudicial es la ausencia de agua como una aportación excesiva.

Estudia cuánta cantidad de agua necesita cada variedad que tengas plantada y ajústate a esas recomendaciones teniendo en cuenta el tipo de tierra, el soporte, la zona en la que resides, etc.

Recuerda que no todas las horas del día son buenas para regar. Acércate a las primeras o a las últimas horas de la jornada para aprovechar la máximo esa agua. En este sentido, desde Sertec ya te hemos ofrecido algunas recomendaciones.

 

Consejo 3: No te olvides de abonar

Es importante que enriquezcas la tierra y el riego de tu planta empleando para ello diferentes tipos de abono. En el mercado vas a encontrar una gran variedad de ellos. Desde los orgánicos como el estiércol, hasta el compost u otras soluciones similares.

Recuerda que si tu planta tiene flores o frutos necesita una mayor aportación de nutrientes y el riego es el mejor momento para hacerlo.

 

Consejo 4: Cuidados extra

Todas las plantas requieren tu atención. Son seres vivos y como tales necesitan que se les retiren las hojas secas, se limpie la zona en la que se encuentran, etc.  Incluso hay productos que te ayudarán a conseguir que sus hojas brillen o a soluciones similares en el mercado. Recuerda que cualquier cosa que pueda ayudar a tu planta es bienvenida por ella. Todo es poco para que tu planta pueda lucir lo más bonita posible.

 

Así pues, si quieres que tus plantas luzcan su mejor versión, no lo dudes y aplica estas acciones. Y, si a pesar de ello, necesitas asesoramiento, algún producto específico o te ves en alguna encrucijada –por ejemplo tras ausentarte por vacaciones- no lo dudes y ponte en contacto con nosotros. En Sertec estaremos encantados de poder atenderte y ayudarte.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.