Tipos de fertilizantes

Tipos de fertilizantes o cómo elegir la mejor nutrición mineral

Muchas personas nos preguntan acerca de los tipos de fertilizantes que existen en la actualidad, pues desean responder adecuadamente a las necesidades de sus plantas teniendo en cuenta la composición del terreno, o simplemente porque se preocupan por cómo elegir la mejor nutrición mineral para sus cultivos. Es tan importante como el abonado.

En Sertec Riego sabemos que esta variable es fundamental para potenciar la capacidad productiva de un espacio o para conseguir plantas fuertes ante las enfermedades. Por eso, hemos redactado este artículo con el que queremos despejar todas las dudas que te surjan al respecto.

Opciones de Riego

Tipos de fertilizantes

En el mercado podemos encontrar numerosos tipos de fertilizantes. Esto complica mucho la elección de uno de ellos para nuestros cultivos o jardines. Y es que la composición de cada una posibilidad es distinta ofreciendo respuestas a cada una de las variedades de plantas que existen.

Los fertilizantes no sólo se emplean para conseguir una mayor producción, también son fundamentales en la salud de nuestras plantas. Y, lo que es más importante, en su resistencia a las enfermedades.

Y es que los nutrientes esenciales afectan a la salud de las plantas y a su susceptibilidad a las enfermedades. De manera que aquellas plantas que sufren un estrés nutricional, son más susceptibles a las enfermedades. Incluso responden peor al ataque de las plagas. Pues los fertilizantes les aportan nutrientes que les permiten desarrollar un sistema de defensa ante cualquier invasión o intento de invasión.

 

Tipos de nutrientes en los fertilizantes

Los nutrientes que se usan con más asiduidad son el nitrógeno, el potasio y el fósforo. Sin embargo, nuestras plantas necesitan otros muchos minerales para desarrollarse adecuadamente. Y esa es la función que cumplen los fertilizantes. Apoyar su desarrollo aportando esas sustancias necesarias. Un amplio conjunto de variedades que se subdividen en dos grandes grupos: macronutrientes y micronutrientes.

Los macronutrientes son sustancias como el calcio, el magnesio, o el azufre. Son fundamentales para el desarrollo de la planta.

Por su parte cuando hablamos de micronutrientes estamos refiriéndonos al hierro, al magnesio, al zinc, al cobre, al molibdeno, al boro y al cloro. Todos ellos son necesarios aunque siempre en una baja concentración, pues de lo contrario pueden ser perniciosos.

Todos ellos deben estar presentes en los fertilizantes que adquiramos, de ahí que sea esencial que tengamos en cuenta dos variables. Por un lado,  qué necesidades tiene nuestro suelo y nuestras plantas. Y, por otro lado, qué fertilizante es el que presenta una composición ideal (o lo más cercana posible) a nuestras necesidades.

 

Para qué sirve cada sustancia de los fertilizantes

Cada uno de los elementos que se emplean en los fertilizantes está pensado para cubrir una necesidad de la planta. Así por ejemplo:

  • Nitrógeno. Es una sustancia que favorece el crecimiento de las plantas. Su carencia provoca un bajo rendimiento, una madurez prematura, o que las hojas adquieran un color verde claro.
  • Fósforo. Se trata de una sustancia que influye en la formación de semillas y de las raíces. Su carencia provoca malformaciones en estos elementos.
  • Potasio. Esta sustancia influye en la solidez del tallo, así como en la resistencia de la planta y, por supuesto, en la calidad del fruto. Su carencia suele tener como resultado una cosecha de mala calidad y una menor resistencia a los cambios bruscos de temperatura.
  • Calcio. Se trata de una sustancia que fortalece las raíces y las paredes de las células, al tiempo que regula la absorción de nutrientes. Que no se encuentre afecta a la manera en la que se asimila el potasio, el sodio o el magnesio que están presentes en el suelo.
  • Magnesio. Es una sustancia elemental en la clorofila, por lo que afecta al desarrollo de las hojas y a su aspecto. De ahí que cuando las hojas se ponen amarillas sin motivo aparente, sea por falta de este mineral.

 

Otros datos a tener en cuenta con fertilizantes

Una vez adquirido el fertilizante adecuado hay que seguir las instrucciones del fabricante y emplear la dosis adecuada. De lo contrario podríamos ocasionar un problema por saturación de nutrientes. Lo que resulta negativo para nuestro cultivo. Por ejemplo, si sobrepasamos la dosis de nitrógeno es posible que las hojas adquieran un color azulado o que la planta madure mucho más tarde de lo habitual. Por ello, es muy recomendable emplear equipos y productos que ayuden a dosificar el fertilizante adecuadamente, como los inyectores venturi que encontrarás en la web de Sertec Riego.

 

En cualquier caso, si necesitas ayuda para escoger adecuadamente un fertilizante, no te preocupes. En Sertec Riego los conocemos a todos y sabemos cuál es el mejor.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.