Frecuencia de riego plantas en otoño

Frecuencia de riego de las plantas durante el otoño

La frecuencia de riego de las plantas durante el otoño es diferente a la que tenemos durante el resto del año. Sobre todo no debe realizarse con la misma regularidad con la que se hace durante el verano. Pues las necesidades hídricas de las plantas son mucho menores.

De ahí que, si tenemos jardín o macetas, sea importante conocer las necesidades que se establecen, una vez llega este momento del año. Y es que de lo contrario podríamos perjudicar seriamente a nuestras plantas. Para que puedas mantener las necesidades de agua de tu jardín, en Sertec hemos redactado este artículo con el que poder orientarte al respecto. Esperamos que te resulte interesante.

 

Frecuencia de riego de las plantas durante el otoño

La frecuencia de riego que debemos mantener en nuestras macetas y jardines durante los meses de otoño es menor que en otras estaciones donde el calor es la tónica dominante. Eso si no llueve con frecuencia en la zona en la que te encuentras. Pues, de lo contrario, el aporte de agua que se produce de manera natural alargará la frecuencia de los riegos.

Por tanto, lo primero que debes tener en cuenta es la pluviometría de la zona en que vives. Y luego adaptar tus riegos a esa climatología.

También es importante que tengas en cuenta las variedades de plantas que tengas en tu jardín, pues hay plantas –como las- que requieren menor aportación de agua que otras –como ocurre con las plantas que florecen.

Sea como fuere, en condiciones normales la frecuencia de riego que debemos hacer a nuestras plantas durante el otoño es de dos o tres veces por semana.

Riego de plantas durante el otoño: Consejos

 

En Sertec Riego somos especialistas en riego, de ahí que te aconsejemos algunas cosas al respecto de cómo hacer el riego en otoño y de la frecuencia en que debe acometerse. Son los siguientes:

  1. Cuando riegues evita mojar en exceso el follaje o los pétalos de las flores. La acumulación de humedad en estos elementos no es buena y puede dar lugar a que aparezcan hongos. Recuerda que flores y hierbas son muy sensibles a las aportaciones de humedad.
  2. Si tienes instalado un sistema de riego por goteo lo mejor es que lo adaptes para que el aporte de agua sea menor. Es bueno para tus plantas y para tu bolsillo. Revisa también que ninguna de las salidas se encuentra obstruida, especialmente tras un día de lluvia, cuando hay salpicaduras de barro hacia todas partes. Recuerda las ventajas de emplear un programador de riego para estos casos.
  3. En caso de que tengas plantas en macetas debes tener en cuidado y observar que, en la parte inferior de la misma, el sistema de drenaje no esté obstruido o taponado. No es bueno que se acumule el agua, ya que sería perjudicial para ellas y las haría mucho más vulnerables al ataque de los hongos. Para desatascarlo basta con que introduzcas un elemento con punta por el agujero (o agujeros) y abras una pequeña galería.
  4. Si las macetas que tienes se encuentran en el interior de la casa, vigila que los sistemas de calefacción no las resequen pues se elimina la humedad del aire que les sirve para refrigerarse. En caso de que se dé esta situación, habría que regarlas con más frecuencia que las que tenemos en el exterior. Y para saber cuánto nada mejor que tocar la superpie de tierra de la misma.

 

En cualquier caso, recuerda que ante cualquier duda, lo mejor es solicitar ayuda a profesionales del riego como nosotros. Podemos aconsejarte sobre productos, acciones que mejoren el rendimiento de tu jardín, etc. Y es que en Sertec Riego amamos las plantas tanto como tú.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.