Tipos de riego

En Sertec sabemos que hay muchos tipos de riego y que conocerlos adecuadamente nos ayuda a sacarle el máximo partidos a nuestras plantas. Pudiendo, con ello, propiciar su crecimiento adecuado en cada etapa del año.

Por ello, consideramos muy importante asesorarte en este sentido. De ahí que, ahora que ha llegado la primavera a toda España y que ya comenzamos a sentir la cercanía del verano, consideramos de vital importancia.

 

Tipos de riego

Hay muchos tipos de riego y, a lo largo de la historia, se ha hecho uso de uno u otro atendiendo el lugar en el que nos encontrábamos. Pero, sobretodo, teniendo en cuenta qué conocimientos teníamos de la composición del subsuelo o de las distintas especies.

Para que las conozcas todas y cuándo debes usar cada una de ellas, desde Sertec Riego hemos escrito este artículo que esperamos te resulte de gran ayuda.

Qué tipos de riego hay

Los sistemas de riego tradicionales como el surco o el riego por inundación han ido dando paso a la aspersión -que deja caer el agua sobre los cultivos en una suerte de lluvia-, y al goteo -la tecnología más eficiente, puesto que implica aplicar la dosis justa directamente a las raíces de las plantas-. Descubre más sobre los tipos de riego:

  1. El riego por aspersión. Es aquel que se realiza a través de aspersores que se encuentran repartidos por toda la zona que se quiere regar. Funciona con agua a presión, produce gotas de tamaños diferentes para poder controlar con ello la cantidad suministrada. Suele imitar al agua que cae con la lluvia. Se suele usar en los cultivos de cereales, remolacha, papa, maíz, trigo, algodón, girasol, arroz y hortalizas.
  2. Riego de precisión. Es un tipo de riego en el que se aporta agua a medida que la planta lo necesita. Es decir, se adapta a las condiciones cambiantes de la meteorología. Se trata, pues, inteligente. El aporte de agua lo hace directamente a las raíces de la planta, por lo que se aprovecha al cien por cien.
  3. Sistema de riego por goteo. Es un tipo de riego en el que se dejan caer gotas de forma continuada en los cultivos. Lo hacen en lugares estratégicos, mediante sistemas de tuberías y perforaciones mínimas que se denominan goteros,  a baja presión y de manera constante. Son los preferidos de las zonas áridas y optimiza el uso del agua y los abonos. En Sertec tenemos todo lo que necesitas para este tipo de instalaciones.
  4. Riego por microaspersión. Es un riego parecido al anterior pero que necesita un menor caudal de agua. Este sistema es muy utilizado donde se han plantado variedades que no requieren un riego de intensidad, pero sí un aporte de agua puntual. Se suele emplear en los cultivos de: lechuga, la col, espinacas, fruticultura, flores, viveros e invernaderos.
  5. Riego por inundación. En este caso se trata de distribuir el agua de manera superficial, en todo el terreno. Esto se hace inundando toda la zona de cultivo de forma total o parcial según queramos. En él se emplea la cantidad de agua necesaria para el correcto crecimiento de las especies que se encuentran en la zona. Es el método que consume más agua de cuantos hemos expuesto en este artículo. Y el que se desarrolla en cultivos como el arroz o la alfalfa. Algunas variedades de plantas de jardín requieren este sistema también. También contamos con materiales para realizar este tipo de riego.

 

Sertec Riego

Independientemente del tipo de riego que desees realizar, recuerda que para llevarlo a cabo o diseñarlo adecuadamente, en Sertec Riego estamos a tu disposición. Tenemos todo lo que necesitas para realizarlos o podemos ayudarte a materializarlo si prefieres ponerte en manos de profesionales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.