regar en verano

¿Cómo regar en verano?

¿Cómo regar en verano? Es la pregunta que nos hacen en más ocasiones nuestros clientes. Sobre todo cuando llega el buen tiempo y sus altas temperaturas. Y es que las plantas se resienten de estas condiciones ambientales, especialmente cuando no reciben el aporte hídrico necesario para poder subsistir.

Para evitar que se marchiten o que incluso se mueran, en Sertec Riego hemos redactado este post con una serie de indicaciones básicas respecto al riego durante el verano. Presta atención y escoge las pautas que mejor se adapten a los tipos de plantas que tienes en tu terraza o jardín. Incluso si tienes un huerto urbano.

Cómo regar en verano

El verano y sus altas temperaturas hacen mella en nuestro jardín. Reseca el suelo y las plantas tienen dificultades para aguantar adecuadamente tanta exposición solar. Por ello es necesario que durante el verano sigamos unas pautas concretas con respecto al riego. Acciones que nos ayudarán a mantenerlas adecuadamente incluso durante una ola de calor africano.

Pautas de riego en verano

En Sertec Riego consideramos de vital importancia adaptar el riego a la estación del año en la que nos encontramos. Por eso, lo mejor es tener en cuenta algunos aspectos de esta actividad tan cotidiana y hacerlo acorde al entorno y a las plantas que componen nuestro jardín. Estas pautas básicas de riego en verano son:

  1. Cada planta debe recibir la cantidad de agua que necesita. Hay plantas como los cactus, las trepadoras e incluso las aromáticas (exceptuando la menta que sí necesita mucho aporte hídrico) que apenas requieren agua durante el verano. Otras, sin embargo, sí necesitan varios aportes al día. Incluso que les dejemos una reserva de agua a su disposición durante el día. Esto último se consigue con un planto en la base que tendremos lleno de agua siempre. Las plantas que necesitan esta atención extra son aquellas que se encuentran en floración como los rosales.
  2. No te pases con el agua. Las plantas pueden ahogarse por lo que tampoco tomes por costumbre empaparlas. Para evitar esto, lo mejor es conocer las características de cada una de las plantas.
  3. El agua debe alcanzar a la raíces, pero no encharcarlas porque pueden pudrirse y estaríamos sentenciando a la planta. Recuerda que el exceso de agua en esta zona puede dar lugar a la aparición de hongos y otros parásitos graves para las plantas.

    En verano, evita mojar las hojas de tus plantas.

  4. Regar en el momento apropiado. Debes evitar las horas de calor excesivo. Por ello, se suele recomendar el riego a primera hora de la mañana o a última de la tarde. De esta manera evitamos que el agua se evapore antes de llegar a las raíces de la planta.
  5. No mojes las hojas pues pueden dar lugar a la aparición de plagas (especialmente durante la noche) pero también quemarse, al recibir la luz directa del Sol.
  6. Programar los riegos y hacerlo de la manera exacta es posible, especialmente si recurrimos a los goteros. Son la solución perfecta incluso para nuestras terrazas.
  7. En caso de que tengas césped recuerda que recién cortado necesita más agua que si está largo. Y es que la incidencia de la luz del Sol es mayor cuando está recortado.
  8. Riego a diario. En verano es necesario que se riegue, al menos, una vez al día. Y si te encuentras en una zona en la que se alcanzan temperaturas muy elevadas, incluso dos veces al día.

 

Ahora ya sabes las pautas básicas sobre cómo regar en verano. Sólo falta que te pongas manos a la obra y que las apliques. Y si te surgen dudas o necesitas productos para hacerlo de la manera adecuada, no lo dudes y ponte en manos de Sertec Riego. Nosotros haremos que tus plantas sigan en perfectas condiciones durante todo el verano.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.